En Retrospectiva: ¿qué pasó en Ucrania?

A estas alturas la mayoría se ha enterado de la “revolución” que hubo en Ucrania que, aunque los medios frecuentemente no le llamen así, culminó en un golpe de estado con la llegada de un grupo de extrema derecha al poder, que además se mostraba pro-americano y unión europea. Posteriormente la región de Crimea votó en su parlamento hacer un plebiscito para separarse de Ucrania y anexarse a Rusia, que con una participación ciudadana impresionante fue favorable a la decisión propuesta.

La pregunta es: ¿qué pasó y por qué?

Primero, ¿de dónde nace el interés por hacer una revolución en contra de un gobierno democráticamente electo? Esta pregunta fue contestada por Victoria Nuland, secretaria de estado asistente para asuntos europeos y euroasiáticos, quién en un discurso de 2013 explica cómo EEUU, a través de una ONG llamada “National Endowment for Democracy” (NED), desde 1993 hasta 2013 invirtió 5.000 millones de dólares para producir “democracia” en Ucrania (1). Este dinero va a parar a cientos de ONGs distintas en Ucrania que hacen lobbying para cambiar leyes, promueven ciertos ideales o motivan a la gente a manifestarse en contra del gobierno. Esto no lo hacen de manera secreta tampoco, de hecho uno puede leer las sumas exactas en la página del NED y a dónde fueron a parar (2). Cabe destacar que por “democracia” los norteamericanos en este contexto se refieren a gobiernos (democráticamente electos o no) que sean pro-americanos y favorables a su agenda política.

Luego uno se pregunta, ¿y por qué? Para contestar esta pregunta es conveniente seguir el dinero (“follow the money”). Y es que por Ucrania pasan importantes oleoductos que suplen a Europa de gas natural y petróleo, vitales para la economía de la zona y al mismo tiempo importantísimos para Rusia, cuya economía consta principalmente de la exportación de materias primas y energía.

Image

La imagen de arriba ilustra la importancia de estos ductos, tanto para Europa, como para Ucrania y Rusia. Ucrania recibía además un descuento en el gas natural que usaban para consumo doméstico, y además permitía a Rusia tener tropas en territorio ucraniano y usar el puerto de Sevastopol en Crimea (el único puerto de agua caliente de los rusos).

Con esa información se vuelve más clara la intención de los norteamericanos, pues instalar un gobierno pro-americano en Ucrania les permitiría ejercer algún grado de influencia sobre el flujo de energía (aunque tengo mis dudas sobre cuánto, puesto que los rusos igual pueden cortar el suministro). O quizá más importante es el hecho de que al incluir a Ucrania en la Unión Europea y los países OTAN, les permitiría poner bases militares (con ojivas nucleares por ejemplo) directamente en suelo ucraniano y en el patio trasero de Rusia prácticamente. Posiblemente querían control sobre Crimea y no esperaban que fuera rápidamente anexada a Rusia, con ese puerto (militar) tremendamente importante para ellos.

Nuevamente fue Victoria Nuland la que dejó claro que esta revolución fue mano de obra norteamericana en una grabación de una conversación telefónica que fue filtrada, donde habla sobre los individuos que llegaron al poder en Ucrania y cómo servirían intereses norteamericanos. La grabación se hizo famosa además porque dentro de la conversación Nuland exclama “Fuck the EU”, refiriéndose a la Unión Europea y lo poco importante que sería para los intereses norteamericanos. La grabación es fácil de encontrar en youtube (3). Parece que la política externa de EEUU tiene poco y nada que ver con democratizar (países ya democráticos).

En todo momento los medios masivos norteamericanos y europeos se dedicaron a hacer parecer esta revolución como un movimiento orgánico espontáneo del pueblo ucraniano en contra de su gobierno, omitiendo selectivamente información relevante (lo que por definición corresponde a propaganda). No hacen mención de que el grupo que llegó al poder pertenece a un partido de extrema derecha, que hasta el año 2004 se llamaba Partido Nacional Socialista (en referencia al partido nazi de Alemania). Los mismos líderes del partido citan a Hitler y Göbbels en su literatura. Parecen olvidar mencionar que este grupo fue instalado mediante un golpe de estado violento y no representa los intereses del pueblo ucraniano. Además omiten que el gobierno anterior había sido elegido democráticamente y podía salir del poder en las próximas elecciones.

Todo esto es irrelevante cuando lo que se está presentando como noticia es en verdad propaganda, lo cual viniendo también de los medios europeos es irónico porque “Fuck the EU“.

-elfo

Fuentes:

(1) Discurso de Victoria Nuland: https://www.youtube.com/watch?v=2y0y-JUsPTU

(2) Financiamiento a través del NED, directamente de su página:

http://www.ned.org/publications/annual-reports/2011-annual-report/central-and-eastern-europe/ukraine

(3) Conversación telefónica de Nuland (Fuck the EU): https://www.youtube.com/watch?v=8YSFNOaJupE

(4) Político norteamericano (Ron Paul) que critica la intervención norteamericana para “democratizar”: http://ronpaulinstitute.org/archives/featured-articles/2014/march/23/us-democracy-promotion-destroys-democracy-overseas.aspx

(5) Análisis de Global Research sobre la “ayuda económica” del Fondo Monetario Internacional: http://www.globalresearch.ca/regime-change-in-ukraine-and-the-imfs-bitter-economic-medicine/5374877

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s